http://alaorilladelmaar.blogspot.com/2014/10/por-que-la-orilla-del-mar.html

viernes, 10 de marzo de 2017

Abandono imperdonable

             
             No queda claro qué tipo de rehabilitación se acomete en las ruinas de la piscina gigante de Alamar, en el capitalino municipio de La Habana del Este. 

Cierto es que aún en su calamitoso estado podría recuperarse como sitio para conciertos, pista de baile o espacio similar al Parque Metropolitano, para diversas actividades que contribuyan al esparcimiento y recreación en una localidad donde no abundan estas opciones. Pero el cartel y el interior de la instalación no nos dejan lugar a la imaginación.



                                                       (Publicado Originalmente en Trabajadores)
                                                        Texto: Reno Massola
                                                        Fotos: Adanys J. Fleite Alonso
 

viernes, 3 de marzo de 2017

Insatisfacciones




         Quiso irse sin saber a dónde. Cada día le advertía estar sobrando. Harta estaba de los mismo. Alma incompleta saturada entre la mierda de un asfixiante porvenir.  

(...)

Insipidez abstracta entre el dolor ambiguo latente en el invierno eterno de un verano incompleto por la primavera inexistente. Se supo amada e incomprendida por la vida. 

Amar nunca quiso por razones del destino. Sintió miedo al sobresalto. Sobresaltó y salió corriendo cuando se supo amando entre los sueños y las ganas… 

Quiso ser libre precisamente porque nunca fue de nadie. Abrió la puerta sin mirar atrás tratando de correr persiguiendo cada sueño, temiendo a que sus latidos le terminasen traicionando.


Tal vez sí que fue de alguien aunque lamentablemente ninguno lo supiese. Sintió miedo al sobresalto. Sobresaltó y salió corriendo...