http://alaorilladelmaar.blogspot.com/2014/10/por-que-la-orilla-del-mar.html

jueves, 28 de mayo de 2015

Regresame tu sonrrisa!!!





Muchos son los que desde temprana edad comienzan a soñar… vivir por los sueños y bien hasta los que se dejan las entrañas por verles realizados tal cual de auténticos tienden a ser mientras permanecemos con los ojos cerrados. ¡Claro está! Generalmente todos soñamos… pero la gran mayoría  lo hace y prefiere hacerlo no precisamente cuando duerme.

Ya no importa el cómo ni el cuándo. Vivimos en una sociedad en la que resulta extremadamente difícil vivir como pensamos y pensar cómo vivimos  es lamentablemente conformista. Desde temprana edad nuestros padres nos infunden la imperiosa necesidad de soñar… luchar por nuestros sueños y hasta el inventarnos personajes o cuentos de hadas a quien rogar el  que se hagan realidad cada uno de ellos.

Hoy no basta con soñar ni sentarnos a esperar que las cosas nos terminen cayendo del cielo. Resulta de vital importancia –tal cual nos advierte Fidel- militar en el bando de los impacientes, en el bando de los apurados, de los que siempre presionan para que las cosas se hagan y de los que muchas veces tratan de hacer más de lo que se puede. Dejando siempre  una brecha por la que se filtren los sueños aunque para entonces esperanzas ya nos queden pocas.

Recordemos que soñar no cuesta nada… y que sin importar tiempo ni espacio… no somos pocos los que desde pequeños nos aferramos al ínfimo latir esperanzador a quien suplicar el que se hagan realidad nuestros sueños. Da igual si es el intento homicida sobre la llama de una vela que anuncia el incremento anual en nuestras costillas, el destello de una estrella fugaz en el invernar de una noche veraniega, el ratoncito Pérez que sobrevivió a la olla, el desnudar una naranja manteniendo intacta su corteza o bien el torturar una rosa con el tan conocido y practicado “me quiere o no me quiere”.

Lo cierto, es que siempre nos inventamos una excusa para continuar soñando… para aferrarnos a un grito esperanzador a quien confiar nuestro más preciado latir. Para ello no importa la edad… no importa si somos niños, adolescentes, adultos o ancianos. ¿El sexo?!!! ¿Qué importa el sexo?!!! A fin de cuentas todos –femenino/masculino-  soñamos… es cierto, unos más que otros. Pero nadie se libra del andarse por las nubes en busca de alguien a quien encargarle su pedido.

 ¿No me creen? Entonces comiencen a leerme nuevamente en esta crónica que comencé sin deseo alguno de terminar con el mero anhelo de que alguien -no sé cómo, cuándo, ni con que pretexto- en algún momento se pase… comprenda que le escribo particularmente a ella y le haga saber lo necesitado que estoy de sus sonrisas.

 Es evidente… En uno de sus ojos alcancé a ver  la orilla de mi mar sin importar que fuese domingo en la madrugada e Internet estuviese distante del servidor durante las próximas veinticuatro horas, y en el otro, el frescor de las praderas agitadas por sus encantadoras sonrisas. En ambos, la dicha de ser feliz encontrando en mis labios lo que sus oídos deseaban escuchar... lo que su alma necesitaba ver. Quédate lo que quieras corazón. Pero por favor!!! Regrésame tus labios, tu silueta, tu rostro… tu todo. Eso sí… priorizando… “Regrésame tu sonrisa por favor.”

6 comentarios:

  1. Amigo, ahorita entré a disfrutar un poquito del fresco que me produce la Orilla de tu-mi mar y no comenté a la espera de que ya hubieras confesado el regreso de la sonrisa.
    Verás que te llegará y espero lo hagas saber y así nos alegraremos todos, mis cariños de siempre y con el buen deseo de fin de semana especial!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes amiga que en cuanto llegue será lo primero en publicar… hoy no logro aislarle de cada pensamiento y como si fuese –sin saber por qué- poco tengo la sensación de tenerle extremadamente cerca. Normalmente siempre estoy riendo… ahora cuando lo hago no es mi sonrisa sino la suya la que veo… Saludos y abrazos miles!!! Que tengas un lindo fin de semana.

      Eliminar
  2. Adanys, he entrado en varias ocasiones en busca de esa brisa que me encanta de tu-mi Orilla del Mar. Parece que estás un poquitín como yo, con la musa medio perdida.
    Solo decirte que extraño tu modo de escribir y también que no dejes de hacerlo.
    Deseo pases un feliz fin de semana, abrazos miles!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo propio para ti amiga!!! No es menos cierto que los ánimos están un poco apagados pero quiero sentarme… lo necesito tanto como quienes me leen. Saludos y abrazos miles… me encanta saberte cerca… aunque del mismo modo se te echa muchísimo de menos por esas crónicas nuestras con final por anunciarse… que tengas igual un maravilloso fin de semanas.

      Eliminar
    2. Me encantó saberte cerca también. Sí, estamos medio apagados, pero debemos reiniciarnos, al estilo computadora!!!!
      También lo necesito. Pensaré!!!!!, mis cariños!!!!!
      Ah!!! Ya logré dejarle un comentario a Botellas al mar, por otra dirección de correo fue muy fácil. Parece que gmail y wordpress no ligan.

      Eliminar
    3. Jajaja. Si... resulta complejo entender como un equipo puede reaccionar más rápido de lo que podríamos hacerlo nosotros aunque lo deseemos con todo el corazón. Me alegra que tus problemas con Wordpress se hayan solucionados o bien hayas encontrado la forma de fastidiarle y poder comentarle a Lei con sus botellas al mar. A mí ni siquiera me permite entrar... el muy desgraciado. Saludos y abrazos miles…

      Eliminar