http://alaorilladelmaar.blogspot.com/2014/10/por-que-la-orilla-del-mar.html

martes, 10 de noviembre de 2015

Para cuando tengas ganas




Si usar
quieres usarme
úsame sin desganas
úsame todo.

Úsame
habita en mí
como y cuanto quieras
sin temor a entrar.

Sin temor a salir
 y dejar todo regado
por temor a salir y desear
quedarte dentro.

Fuera o dentro
dentro o fuera
si nos usamos
qué más dan las dimensiones.

Dejar
déjame usarte
a plena luz del día
o entre rincones.

Habitarte a intervalos
refugiarme entre tus brazos
como expedicionario
en las montañas.

Expedicionario
deseoso de habitarte
entre crestas y valles
entre ríos y mares.

Mares endiablados
por brisas tempestuosas
ambiciosas de poblarte
con caricias sigilosas.

Entrar
déjame entrar,
mis puertas
ya están abiertas.

Prometo entrar
y no dejar nada regado
o recogido
como mejor prefieras.

Salir
salgo si quieres
entrar
solo si tienes ganas.

2 comentarios:

  1. Amigo, veo que estás entusiasmado a escribir de nuevo, eso me alegra porque lo haces muy bien, no me canso de decírtelo.
    Quisiera leerte con buenas nuevas. Sabes lo que digo.
    Hoy, 14 de noviembre ni una brisa invernal, por eso ando detrás de esa que despide Tu-MiOrilladelMar.
    Te deseo un lindo fin de semana y un buen comienzo para la próxima, mis cariños tinajoneros llenos de intenso calor!!!!, desde aquí de nuevo, dejé atrás tu malecón!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A estas alturas no sabría precisar si es cuestión de entusiasmo o de un manojo de sensaciones que se me aglomeran en la garganta, deseosas de escribir buenas nuevas que no llegan. Hasta puede sea el momento de continuar leyendo y olvidar en una página nos identificamos más que en otra.
      Nada, cosas del vaivén de las olas que ocasionalmente se empeñan en golpear deliberadamente… cuando el cuerpo necesita un alma que acariciar en estos inviernos donde la brisa comienza a calarnos los poros. Mi malecón sigue aquí… siendo nuestro. Un abrazo bien fuerte. Que tengas un maravilloso día.

      Eliminar