http://alaorilladelmaar.blogspot.com/2014/10/por-que-la-orilla-del-mar.html

viernes, 3 de marzo de 2017

Insatisfacciones




         Quiso irse sin saber a dónde. Cada día le advertía estar sobrando. Harta estaba de los mismo. Alma incompleta saturada entre la mierda de un asfixiante porvenir.  

(...)

Insipidez abstracta entre el dolor ambiguo latente en el invierno eterno de un verano incompleto por la primavera inexistente. Se supo amada e incomprendida por la vida. 

Amar nunca quiso por razones del destino. Sintió miedo al sobresalto. Sobresaltó y salió corriendo cuando se supo amando entre los sueños y las ganas… 

Quiso ser libre precisamente porque nunca fue de nadie. Abrió la puerta sin mirar atrás tratando de correr persiguiendo cada sueño, temiendo a que sus latidos le terminasen traicionando.


Tal vez sí que fue de alguien aunque lamentablemente ninguno lo supiese. Sintió miedo al sobresalto. Sobresaltó y salió corriendo...
 


 


 


2 comentarios:

  1. Seguro era muy joven, ¿quién sabe qué piense después?
    Solo eso, más abrazos rompe-huesos, y deseándote felices y maravillosos días para que tu Musa siga de tu lado, mis cariños tinajoneros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...puede que sí amiga.
      Puede que fuese joven aunque con el paso de los años crezcan sus alas y aparente no ser la misma. Como bien dices: “¿Quién sabe lo que piense después?
      Un fuerte abrazo desde esta orilla tan tuya…

      Eliminar